Congreso brasileño fomenta deforestación y disminuye las áreas de protección de ríos y manantiales

selva_peque.jpg_degradacion_de_la_selva

Tomado de:

http://bloglemu.blogspot.com/2010/08/congreso-brasileno-fomenta.html

 

Domingo 8 de agosto de 2010

Por Mario de Freitas

Una comisión del Congreso brasileño aprobó una reforma del Código Forestal que facilita la deforestación, regulariza la ocupación ilegal de tierras y disminuye las áreas de protección de ríos y manantiales.
La enmienda, además, revisa la administración de los permisos y controles ambientales para Gobiernos provinciales que están más sujetos a presiones de los grandes hacendados. En los niveles de administración inferiores, la corrupción es mucho mayor.
La propuesta recién aprobada, presentada por el diputado Aldo Rebelo, del Partido Comunista de Brasil, cuenta con amplio apoyo de parlamentarios del sector agrario que dominan grande parte del Congreso brasileño. Estos legisladores se eligen gracias al apoyo de empresarios agropecuarios y terratenientes. En general, ellos o sus familias también son grandes terratenientes y hacendados, pertenecen a diferentes partidos políticos y actúan en conjunto, razón por la cual se les conoce como parte de la llamada ‘bancada ruralista’.
Rebelo argumenta que es necesario reformar el Código Forestal porque éste perjudica la agricultura y con ello la provisión de alimentos para los más necesitados. Los comunistas hacen parte de la coalición gubernamental encabezada por el presidente Luis Inácio Lula da Silva. Ésta es una de las pocas veces que izquierda y derecha se ponen de acuerdo, y que el Gobierno cuenta con apoyo pleno de la oposición.
Reforma predatoria
El proyecto de reforma propone que cada Estado de Brasil pueda, a su criterio, reducir hasta en 50 por ciento los límites definidos por la legislación federal en las áreas de preservación permanente (APP) que corresponden a los bosques protectores de cursos de agua en márgenes de ríos, lagos y manantiales. Hoy día, un río de hasta cinco metros de ancho disfruta de 30 metros de protección vegetal, mas con la nueva ley, la protección sería para 7,5 ó 15,5 metros en cada orilla.
Otra modificación atañe a la exigencia de reserva legal para inmuebles con hasta 150 hectáreas, según la región del país. El proyecto de ley tiene prevista una amnistía para todos los delitos ecológicos ocurridos hasta julio de 2008, lo que estimula nuevos crímenes ambientales.
Activistas ecológicos temen que, solamente en la floresta amazónica, la iniciativa puede significar la eliminación de la reserva legal de hasta unos 70 millones de hectáreas. Según el propio gobierno brasileño, en concreto el Ministerio de Medio Ambiente, se dejaran de recaudar más de 4.400 millones de euros en multas y otras deudas ya aplicadas a los grandes propietarios que ha cometidos crímenes medio ambientales.
Elecciones presionan
Las propuestas aprobadas por la Comisión aún deberán ser analizadas en sesión plenaria y pasar por el Ejecutivo, pero la presión es enorme para que se apruebe en definitivo antes del 3 de octubre, fecha en la que más de cien millones de brasileños deberán elegir nuevo Presidente, 27 gobernadores y parte del Senado.
Ante esta ofensiva, 13 organizaciones ambientales han hecho un llamado a los candidatos a la Presidencia para que tomen posición en defensa del medio ambiente. A su juicio, más de 40 millones de hectáreas de bosques y sabanas en la Amazonía quedarán franqueadas para la tala ilegal de madera.
Durante la Reunión Anual de la Sociedad Brasilera para o Progreso de la Ciencia, el ambientalista y geógrafo Aziz Nacib Ab’Sáber afirmó que el Código forestal propuesto por el diputado Rebelo y aprobado por la comisión especial de la Cámara de Diputados federales “hace caso omiso de la ciencia, valoriza intereses de latifundistas y parece escrito por quien no conoce la Amazonía”. www.ecoportal.net
Radio Nederland
www.rnw.nl/español

 
Marina Silva era la ministro de ambiente de Brasil y Lula la echó por denunciar la privatización y la devastación de la Amazonía y el incumplimiento de los compromisos asumidos durante la campaña electoral para su conservación.
F.S.

Marina Silva: La clave de las elecciones en Brasil está en el Partido Verde
Marina Silva, ex ministro de Medio Ambiente de Lula da Silva, tiene un 10% de intención de voto apenas iniciada su campaña y puede ser la llave que defina las elecciones en Brasil. El modelo “verde” de Obama en USA y Mockus en Colombia tiene a Marina Silva como referente en el vecino país: plantea debates sobre el aborto, la legalización de la marihuana y usa la web como plataforma de campaña.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) – A pesar de que las encuestas le otorgan solo un 10% de respaldo popular, la ex ministra Marina Silva será decisiva en las elecciones del 3 de octubre en Brasil.
Hasta el momento, su discurso moderado, alejado del “fuego cruzado” que mantienen los máximos aspirantes a la presidencia, la oficialista Dilma Rousseff y el opositor José Serra, le reporta a la candidata del Partido Verde (PV) una buena imagen entre el electorado.
Tan determinante será el resultado de Silva que fuentes del Partido de los Trabajadores (PT), de Luiz Inácio Lula da Silva, reconocen que Rousseff sólo evitaría un balotaje si Silva obtiene un mal resultado electoral, muy por debajo de ese 10% que le dan los sondeos. En el oficialismo confían en que buena parte de los votos de Silva puedan trasladarse a Rousseff en una segunda vuelta.
El perfil cultivado por Silva se asemeja al impulsado en su momento por Barack Obama en USA y por Antanas Mockus en Colombia: Internet, ecología y la búsqueda del electorado joven.
Silva dijo el jueves durante una visita a Nueva York que espera que el uso de medios sociales como Twitter y Facebook la ayuden a propagar sus ideas sobre un crecimiento sustentable sin dañar el medio ambiente, especialmente para llegar a votantes jóvenes.
La candidata dijo que los medios sociales ayudaban a compensar el limitado espacio en televisión adjudicado a su partido minoritario, y espera que la gente haga donaciones a su campaña a través de su sitio web.
“Cada vez que veo las encuestas me entusiasmo mucho con los resultados”, dijo Silva, de 52 años, a periodistas en Nueva York, tras dos días de reuniones con inversores internacionales.
“Tenemos un promedio del 10 por ciento de los votos. Si consideramos que apenas iniciamos la campaña, eso es muy prometedor”, agregó.
Silva es la segunda candidata brasileña en visitar Nueva York, después de Rousseff, como parte de una serie de reuniones con la comunidad internacional organizada por el mercado brasileño BM&FBovespa, que desea atraer inversiones al país.
El candidato a vicepresidente que acompaña a Silva, Guilherme Leal, dueño de la compañía de cosméticos Natura, dijo que Silva era desconocida para el 48 por ciento del electorado pese a haber sido senadora por el estado de Acre y ministra de Medio Ambiente durante la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva.
Leal se manifestó confiado en que la propagación de las ideas de Silva a través de las redes sociales podría provocar un giro en las encuestas, similar al ya visto este año en Colombia y en Gran Bretaña con el candidato ‘verde’ Antanas Mockus y con el líder liberal demócrata Nick Clegg, respectivamente.
Silva, quien renunció del gabinete de Lula en el 2008 tras perder batallas sobre el medio ambiente a favor de intereses comerciales, puede estar quitándoles apoyo a los dos candidatos principales, dijo David Fleischer, analista de la Universidad de Brasilia. Ella promete mantener la política de su ex mentor de combatir la pobreza y sus programas de atracción de inversiones, así como iniciar una era de política limpia y protección del medio ambiente.
“Mantendremos lo bueno de los últimos 16 años, tanto en materia de política económica como de política social”, dijo Silva en una entrevista telefónica desde Sao Paulo antes de asistir a reuniones con inversionistas en Nueva York esta semana. “Los errores los corregiremos, porque encaramos nuevos retos, sobre todo el de promover un crecimiento sustentable”.
Si el apoyo a su candidatura del Partido Verde se mantiene, es posible que Silva haga necesario que la elección del 3 de octubre para el líder de la mayor economía pasee a una segunda vuelta, dijo Christopher Garman, director de Eurasia Group para América Latina. Un candidato necesita un 50% de los votos para evitar una segunda vuelta.
Polémica.
Silva defendió este viernes en Natal (nordeste) la realización de plebiscitos sobre la legalización del aborto y el consumo de marihuana, alegando la necesidad de un gran debate, informó la prensa local.
A pesar de oponerse a estos temas, Silva defendió la realización de los plebiscitos, así como otro sobre el casamiento entre homosexuales, pues “no hay nadie mejor que el pueblo brasileño debatiendo el asunto”.
Silva se presentó ante científicos y estudiantes que participan de la reunión anual de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC) y abordó estos temas asegurando que no cambia de discurso según la platea:

“tengo coraje para decir a los pastores lo que estoy diciendo aquí. Y si tuviera una reunión con la comunidad gay voy a decir lo mismo”, afirmó.
Su presencia en Natal coincide con la realización de una marcha por la marihuana promovida por grupos civiles.
Silva, evangélica, que recientemente intentó cosechar votos en reuniones con religiosos, destacó ante medios locales que “no podemos resolver eso (la legalización de la marihuana) sin un gran debate”.
Sin embargo, se manifestó contra la legalización de las drogas, como defienden el ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2003) o el diputado y ex candidato a alcalde de Rio, Fernando Gabeira.
Asimismo, la candidata del PV se expresó contra la aprobación del matrimonio homosexual pues eso va contra su convicción religiosa. No obstante, defendió el reconocimiento de los “derechos civiles” y consideró “injusto” que no tengan beneficios de salud para sus parejas o la posibilidad de recibir herencia.
Perfil
Marina Silva nació el 8 de febrero de 1958, en una aldea de seringueiros llamada Breu Velho, en el Seringal (plantación donde hay árboles de caucho) Bagaço, a 70 kilómetros de Rio Branco, en Acre. Sus padres, Pedro Augusto y María Augusta, tuvieron 11 hijos, de los que sobrevivieron apenas ocho. En su infancia trabajó en el campo junto con sus hermanas, pasando luego a la recolección de caucho.

 

Cazaba, pescaba, y por fin ayudó a su padre a cancelar las deudas con el dueño del cultivo de caucho.
A los catorce años aprendió las cuatro operaciones básicas de matemática, pues donde vivía no había escuelas. Tras ser alfabetizada y recibir la enseñanza básica, en 1981 se matriculó en la Universidad Federal de Acre. Fue en la universidad que descubrió el marxismo, y en 1985 se juntó al Partido Revolucionario Comunista, considerado semi-clandestino por los militares. Inició su carrera política como concejal en el municipio de Rio Branco, en Acre, en 1988.
Como activista ambientalista, fue compañera de lucha de Chico Mendes, y con él, fundó la filial de la CUT en Acre en 1985. También en este año se hizo miembro del Partido de los Trabajadores (PT). El año siguiente, en 1986, se hizo candidata a diputada federal, pero no logró ganar la elección.
Como concejal de Acre, causó una controversia, devolviendo beneficios financieros que los demás concejales recibieron. Con eso llegó a tener muchos adversarios políticos, pero la admiración popular también creció. En 1990, se eligió diputada estatal. Se puede decir que es una de las principales voces del Amazonas pues fue responsable por varios proyectos, entre ellos lo de la regulación del acceso a los recursos de biodiversidad.
En 2003, el presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva la nombró como Ministra del Medio Ambiente. En 2008 dimitió de dicho puesto. Seis años después, en agosto de 2009, abandona el Partido de los Trabajadores (PT) para entrar en el Partido Verde (PV), por el cual se ha convertido en la primera candidata mujer, de minoria etnica (zambo), y pentecostés a la presidencia de Brasil en las Elecciones generales de Brasil de 2010.

http://federico-soria.blogspot.com/